16 Ene 2020

María ciento38: un rincón en la Ciudad de México con comida siciliana.

Por Zuleyma Cruz Rodríguez

 

La primera vez que fui a María Ciento38 fue alrededor de las 10:30 de la mañana, me encontraba hambrienta, lo que buscaba era un lugar acogedor para desayunar y no me equivoqué.

Es un restaurante establecido en una casona del siglo XIX en la colonia Santa María la Ribera por Antonietta Di Pasquale, una siciliana que cocina desde los 9 años, que vio una oportunidad en la ciudad y no la rechazó. Desde hace tres años que se inauguró, María Ciento38 ha deleitado los paladares de aquellos que buscan un sazón casero y no se han negado a las delicias de la cocina italiana.

Desde que uno entra al lugar da la impresión de haber llegado a un espacio para olvidar el bullicio de la ciudad y solo disfrutar de la buena comida, ni que decir de la compañía. El lugar consiste en un patio bien organizado en el que cada una de las mesas tiene el suficiente espacio para no sentirse invadido por otra conversación. Además tiene variedad de vegetación y hasta un perico en una bella jaula blanca. Lo único que hacía falta era acompañar los alimentos con una tisana “cero estrés” y tampoco me equivoqué.

El pan dulce de la casa abre el apetito y mientras se disfruta ya se están elaborando los platillos que llegan a la mesa recién salidos del horno: una tarta de queso ricota con espinaca y queso parmesano u otro platillo parecido a una pizza que tiene un huevo estrellado, queso mozzarella y salsa pomodoro.   

Como una cuestión a mejorar, he de decir que las porciones son pequeñas y se corre el riesgo de quedar insatisfecho si no se pide algo más, aunque finalmente los precios en ese sentido estarían acorde a las mismas, y que, si se va con el presupuesto limitado entonces no se corre un riesgo en este bello lugar de gran sazón.  

Como último, también es importante mencionar que no se debe esperar un excelente servicio, ya que no siempre los meseros y meseras son amables: la cocina supera expectativas pero el servicio no, y eso es lamentable.   

En conclusión si bien María Ciento38 debe mejorar su servicio y otro tanto el tamaño de las porciones, en general es un buen lugar para comer, convivir y olvidarnos por un instante del ritmo de la ciudad. Por si fuera poco su ubicación es perfecta, ya que bien se puede ir a caminar después por los alrededores que también tienen mucho que ofrecer.

Ubicación: Calle Santa María la Ribera #138, Col. Santa María la Ribera. 

Cheque promedio: $180-200 por persona.  

Fuente de consulta:

María Ciento38. (2019). María in Campagnia, la nostra storia. Rescatado el 14 de diciembre de 2019 de < http://mariaciento38.com.mx/maria-in-campagnia/>.

Read 348 times
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana