03 Jul 2019

Sumar en México: Pobreza alimentaria + derecho a la alimentación + frente parlamentario contra el hambre

Por Hilda Cota Guzmán.

Socióloga.

 

Felizmente en 2011  quedó establecido en la Constitución Política de los Estados Unidos Mexicanos  el derecho a la alimentación, el artículo 1° indica:

 

"Todas las personas gozarán de los derechos humanos reconocidos en esta Constitución y en los tratados internacionales de los que el Estado Mexicano sea parte… Las normas relativas a los derechos humanos se interpretarán…favoreciendo en todo tiempo a las personas la protección más amplia…"

 

Se reformaron los artículos 4° y 27°, complementariamente es muy importante recordar que México suscribió el Pacto Internacional de los Derechos Económicos, Sociales y Culturales (PIDESC) desde 1981 nótese la importancia del artículo 11:

 

El derecho a la alimentación adecuada se ejerce cuando todo hombre, mujer o niño, ya sea solo o en común con otros, tiene acceso físico y económico, en todo momento, a la alimentación adecuada o a medios para obtenerla. El derecho a la alimentación no debe interpretarse, por consiguiente, en forma estrecha o restrictiva asimilándolo a un conjunto de calorías, proteínas y otros elementos concretos…tenderá a alcanzarse progresivamente.

 

 

Así que México ha iniciado otra etapa para corregir los distintos y a veces terribles límites a nuestros derechos humanos alimentarios. Por ejemplo, de los informes disponibles en la página de la Comisión Nacional de Evaluación (CONEVAL):

 

 

21 millones de personas en pobreza alimentaria, 12.3 en el medio rural.

28 millones de personas con problemas severos y moderados en el acceso a los alimentos.  

El 5% de niños menores de cinco años eran de bajo peso; de 5 a 11 años el 20% baja talla y el 26% sobrepeso y obesidad; de 12 a 19 años el 8.6% con antecedentes de desnutrición crónica y con sobrepeso y obesidad el 31.9% [1].

Según el anexo estadístico del informe de gobierno de 2010 el 45% del abasto nacional de alimentos es importación, nos hace vulnerables en los precios de los alimentos. Ejemplo: en 2009 en arroz y maíz por cada 100 kg de consumo se importaron 78 y 27 kg respectivamente.  

 

 

En 2012 estos fueron algunos de los comentarios del Alto Comisionado para Derechos Humanos, Olivier de Shutter:

 

 

En México coexisten distintos modelos de agricultura, en las zonas rurales vive el 23.2% de la población.

El gasto público en agricultura es regresivo, no hay destinatarios adecuados de las políticas agrarias.

LOS PROGRAMAS ACTUALES NO COMBATEN EFICAZMENTE LA POBREZA RURAL.

Con base en estudios del Banco Mundial: LAS POLITICAS AGRARIAS ACTUALES FAVORECEN A LOS MUNICIPIOS Y A LOS PRODUCTORES MÁS RICOS.

Sin los programas sociales habría 2.6 millones más de pobres, 13.5% de la población.

 niño

 Es vital tener presente en estas reflexiones la complejidad que resulta de las expresiones distintas en las regiones del país.

 

Ahora vamos a ocuparnos del Frente Parlamentario contra el Hambre (FPH). En diciembre de 2011 quedó constituido formalmente, participamos senadores, diputados, representantes de la sociedad civil y de organizaciones populares, y académicos. Sus antecedentes fueron el Frente por el Derecho a la Alimentación y la Cumbre Mundial de la Alimentación. Además en la Cámara de diputados en 2004 se instituyó el Centro  de Estudios para el Desarrollo Rural Sustentable y la Soberanía Alimentaria (CEDRSSA), que en 2008 conjuntamente con la Iniciativa América Latina y el Caribe sin Hambre (ALCSH) organizaron el Seminario Internacional Derecho a la alimentación: Legislación y Políticas Públicas para su Garantía. Ese mismo año en el Foro Parlamentario sobre el Derecho a la Alimentación, Santo Domingo, con la participación del Parlamento Latinoamericano (Parlatino), Parlamento Andino (Parlandino), Parlamento Centroamericano (Parlacen), Parlamento del Mercosur (Parlasur), Foro de Presidentes Legislativos de Centroamérica y el Sistema de Integración Centroamericana (SICA) se acordó la constitución del FPH.

 

Los compromisos de los adherentes al FPH. Capítulo México son:

 

 

Situar el tema del hambre en las agendas políticas y legislativas.

Generar adhesiones voluntarias.

Promover mecanismos de garantía para la consecución del derecho a la alimentación (políticas e instituciones).

Promover programa de trabajo transversales y su continuidad.

Propiciar cooperación internacional.

Coadyuvar al logro de la exigibilidad administrativa y judicial del derecho  a la alimentación.

Promover el FPH en las legislaturas locales.

 sumar manos

 

Algunas de las principales actividades propuestas:

 

 

Elaboración y promoción de iniciativas de ley reglamentarias del derecho a la alimentación.

Promover el FPH en los congresos estatales.

Promover participación de la sociedad civil organizada.

Creación y consolidación de espacios permanentes para la participación de la academia.

Constituir la red nacional de Observatorios de Seguridad Alimentaria y Nutricional.

 

 Queda como inquietud, compromiso y pregunta: ¿la nueva etapa implicará nuevas y eficaces soluciones que involucren con alta moral a ciudadanos y gobernantes?

 

 

PARA SABER MÁS

 Secretaría de Salud, Encuesta Nacional de Salud y Nutrición (ENSANUT), 2006.

 

CÍTANOS.

 

 Cota Guzmán, Hilda, "Sumar en México: Pobreza alimentaria + derecho a la alimentación + Frente Parlamentario contra el Hambre", Claustronomía. Revista gastronómica digital, Universidad del Claustro de Sor Juana, México, D.F., 2012, <www.claustronomia.mx>.

Read 2063 times
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana