23 Oct 2020

Etiquetados de advertencia; un problema de peso.

Reflexiones de una gastrónoma sobre el etiquetado de advertencia en los alimentos procesados.

Por Ana Acevedo

Entre covid, estadísticas de salud e informes internacionales, nos ha quedado clarísimo a los mexicanos que tenemos un problema de peso respecto a nuestra alimentación. La Secretaría de Salud en conjunto con la Secretaría de Economía, han pugnado contra las grandes industrias alimentarias para diseñar, exigir y promocionar etiquetados claros que muestren de manera evidente los ingredientes presentes en los alimentos procesados; así como su representación en porcentajes respecto a la cantidad y tipo de grasas y azúcares que contienen. La estrategia de informar a la población a través de texto en los empaques ha sido implementada desde el sexenio de Vicente Fox, y se le ha dado seguimiento en los tres gobiernos subsecuentes; no obstante, 20 años después, las cifras de obesidad y diabetes no han disminuido. Entonces, vale la pena cuestionar ¿por qué estas medidas no son efectivas?, ¿realmente las malas decisiones alimentarias de los mexicanos están basadas en falta de información?

La última modificación que se realizó a la NOM-051 (la cual regula las especificaciones de etiquetado para alimentos procesados y bebidas no alcohólicas) pide que se agreguen advertencias francas sobre los riesgos a la salud que implica el consumo de estos alimentos. Tal norma, aprobada en diciembre de 2019, entró en vigor en octubre de este año; no obstante, a partir de agosto, en los anaqueles de los comercios ya comenzaron a desfilar los hexágonos negros que advierten “exceso de calorías”, “exceso de grasas trans”, “exceso de sodio”.

El canónico antropólogo Marvin Harris, en su obra “Bueno para comer”, explica que las elecciones alimentarias no se definen exclusivamente porque sean biológica y fisiológicamente nutritivas. De ser así, no habría distinción entre grupos humanos para consumir cierto tipo de alimentos. Es decir, ¿por qué es impensable cocinar conejo en Reino Unido mientras que puede ser un platillo delicatessen en Francia? Los conejos franceses tienen el mismo aporte nutrimental que sus homólogos británicos; no obstante, la carga simbólica que tiene no es la misma en ambos países. Mientras que en Francia los conejos son animales de caza -o incluso, actualmente, criados en granja-, en Reino Unido son animales domésticos. Según Harris, para que un alimento sea “bueno para comer”, no solo debe ser biológicamente asimilable y nutritivo, sino que, primeramente, debe ser “bueno para pensar”.

Siguiendo esta línea de pensamiento, podríamos entender que el gobierno mexicano pretenda convertir a la comida chatarra en “mala para pensar”, indicando los daños a la salud que pueden causar este tipo de alimentos, y así lograr que sea “mala para comer”. No obstante, esta lógica, desde la perspectiva de la gastronomía, tiene una falla: ¿por qué la comida chatarra es “buena para pensar” en la sociedad mexicana? Los mexicanos no consumimos comida chatarra porque ignoremos sus consecuencias (en este sentido, las campañas de etiquetado y concientización han sido exitosas); lo hacemos porque nos agrada el gusto de la comida procesada y porque es accesible económicamente.

En un mundo regido por el dinero, lo “bueno para consumir” es lo que el bolsillo puede pagar. De acuerdo con al Organización de las Naciones Unidas para la Alimentación y la Agricultura (FAO), América Latina es la región del mundo en donde es más caro comer saludablemente. Desde este nuevo ángulo, el problema no solo se reduce a “falta” o “claridad” en la información; sino, con mayor énfasis, es un problema de justicia alimentaria y de distribución de la riqueza que, eventualmente, deriva en la construcción de un sentido del gusto “plano” -es decir, un paladar al que le agradan sabores muy dulces, muy salados y con mucha grasa-.

Pérez Chanduvi, F. A.(2016) PROGRAMA CONJUNTO “Inclusión Económica y Desarrollo Sostenible de Productores y Productoras de Quinua en Zonas Rurales de Extrema Pobreza de Ayacucho y Puno - PC-Granos Andinos”. UNESCO. Recuperad de: https://unesdoc.unesco.org/ark:/48223/pf0000261004/PDF/261004spa.pdf.multi

DOF (marzo 27, 2020). MODIFICACIÓN a la Norma Oficial Mexicana NOM-051-SCFI/SSA1-2010, Especificaciones generales de etiquetado para alimentos y bebidas no alcohólicas preenvasados-Información comercial y sanitaria, publicada el 5 de abril de 2010. Diario Oficial de la Federación. Recuperado de: https://www.dof.gob.mx/2020/SEECO/NOM_051.pdf

Sin autor (mayo 12, 2020). Todo lo que debes saber sobre el nuevo etiquetado de advertencia. El poder del consumidor. Recuperado de: https://elpoderdelconsumidor.org/2020/05/todo-lo-que-debes-saber-sobre-el-nuevo-etiquetado-de-advertencia/

Sin autor (agosto 07, 2020). Fox, Calderón y Peña apoyaron a industria de alimentos chatarra. Urbe Económica. Recuperado de: https://www.urbeconomica.com.mx/sectores-economicos/26954-fox-calderon-y-pena-apoyaron-a-industria-de-alimentos-chatarra

Read 183 times
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana