12 Oct 2020

El cacao: mucho más que un alimento.

“(…) de haber conservado nuestras tradiciones alimentarias, la población mexicana pudo estar mejor preparada para enfrentar la pandemia por Coronavirus”, expuso el doctor Bourges.

Por Fundación Herdez

De conservar nuestras tradiciones alimentarias, la población mexicana habría enfrentado de mejor forma la pandemia por Covid19, expone el doctor Héctor Bourges, investigador del Instituto Nacional de Ciencias Médicas y Nutrición Salvador Zubirán.

Al chocolate se le han atribuido popularmente muchos efectos, sin embargo, más allá de las creencias, este producto contiene alrededor de 300 sustancias bioactivas, como la anandamina, dopamina y serotonina que son neurotransmisores encargados de regular el estado de ánimo, además de contener cafeína y teobromina, estimulantes del sistema nervioso central y la feniletilamina (alcaloide de la familia de las anfetaminas, que es capaz de desencadenar euforia y bienestar emocional).

 Contiene además numerosos polifenoles (antioxidantes), histamina que intervine en la inflamación, tiramina, salnisol, aminoácidos como el triptófano y la arginina y diversos flavonoides que pueden inhibir la diarrea y podrían retrasar el deterioro de la función cerebral durante el envejecimiento, menciona el texto galardonado por los Gourmand Awards, Cacao: alimento divino, editado por Fundación Herdez.

Entre las sustancias más destacadas en el cacao, se encuentra la epicatequina que es un polifenol con una buena actividad antioxidante. El consumo de chocolate negro puede reducir la presión sistólica casi 10%, lo que podría disminuir el riesgo de accidentes vasculares y de hipertensión arterial.

“Ha llamado la atención la baja prevalencia de hipertensión y otras enfermedades crónicas en poblaciones Kuna del caribe panameño que ingieren cantidades importantes de cacao. En adultos mayores la ingestión de epicatequina parece acompañarse de menor riesgo de accidentes cerebrales, infarto cardiaco, cáncer y diabetes”, expone la publicación que ha sido seleccionada como “Lo mejor de lo mejor” por los premios encargados de reconocer los mejores libros de cocina y del vino en el mundo y que actualmente se exhibirá hasta el 9 de noviembre en la casa de Alfred Nobel en Karlskoga, Suecia.

No obstante, el doctor Héctor Bourges, autor del capítulo El cacao, alimento y mucho más, alerta que no es recomendable que la gente abandone sus tratamientos médicos y los cambie por un solo alimento.

“El consumo de cacao debe ser parte de una buena alimentación para que tenga un efecto positivo en la salud. Me preocupa que las personas puedan tener una visión mágica centrada en un solo alimento cuando la realidad es que una buena alimentación depende de una dieta correcta

“Si bien una buena alimentación no produce inmunidad a contraer COVID-19, de haber conservado nuestras tradiciones alimentarias, la población mexicana pudo estar mejor preparada para enfrentar la pandemia por Coronavirus”, expuso el doctor Bourges.

La COVID-19 expone como las enfermedades crónicas degenerativas colocan a la población mexicana como muy vulnerable ante esta enfermedad. Obesidad, diabetes e hipertensión se encuentran entre los principales problemas de salud en nuestro país, por ello es de suma importancia fomentar la prevención con una buena alimentación y un diagnóstico oportuno para implementar hábitos saludables en las y los mexicanos, recomendó el doctor Bourges.

 

Para saber más:

Fundación Herdez, El cacao: alimento divino, México, 2018

Read 225 times
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana