25 Sep 2020

El mercado del vino en México

Datos relevantes sobre el desarrollo de la industria vitivinícola en México

Por Zuleyma Cruz Rodríguez

En esta ocasión, queremos hablar de los hábitos de consumo en nuestro país respecto a esta bebida fermentada; recordando que, la producción de vino en México no comenzó a tomar relevancia sino hasta 1940 gracias al avance tecnológico y al apoyo de empresas extranjeras, un impulso que, no ha perdido fuerza en lo absoluto y que ha permitido, con el paso del tiempo, que el vino esté presente de forma más cotidiana en las mesas mexicanas.

Ocho años después del despegue de la industria vitivinícola en este territorio, surgió la base del actual Consejo Mexicano Vitivinícola, que es la asociación de los productores de uva y vino mexicanos de todas las regiones del país, cuyo propósito es fomentar el cultivo de la vid, así como incentivar la producción de vino mexicano, una tarea que se ha logrado poco a poco a tal punto que, según sus propios datos, el consumo de vino per cápita se ha duplicado en los últimos cinco años, ya que hemos pasado de 450 a 950 mililitros per cápita.

No obstante, otro dato relevante que nos aporta el organismo es que, aun siendo baja la demanda de vino en México, comparada con la de otros países, la producción total únicamente permite satisfacer el 30% de la demanda interna, lo que ya nos puede dar un indicio de los retos que presenta esta industria.

¿De dónde proviene el vino que no se produce en el país?

Según el Sistema de Información Arancelaria Vía Internet, en 2015 el 53% de los vinos importados provino de Chile, en segundo lugar, con 30.79%, de España y en tercer lugar con 10.73%, de Estados Unidos. El resto de los vinos importados en cantidades relevantes provinieron de Argentina, Francia, Uruguay e Italia (Consejo Vitivinícola Mexicano, 2018). Sin embargo, para 2019, según datos de la Oficina Económica y Comercial de la Embajada de España en Ciudad de México, el panorama se transformó y actualmente la mayor cantidad de vinos importados tienen su origen en tierras españolas. 

Por otro lado, hemos mencionado con anterioridad que, comparando con otros países, el consumo de vino en México es considerablemente bajo aún (950ml per cápita), y para que nuestros lectores y lectoras puedan darse una idea de lo pequeña que es la demanda, podemos mencionar el caso de Portugal como ejemplo, siendo el mayor consumidor de vino en el mundo con una cifra sorprendente de 51.4 litros per cápita en 2017 (Statista, 2018). 

Las cifras pueden parecer desalentadoras para aquellos que gustan del tema y de esta bebida, no obstante, considerando lo joven que es la industria en México y comparando nuevamente con aquellos países para los que se trata de una bebida fundamental en su historia, sería posible decir que nuestro país avanza a un buen ritmo ofreciendo al mismo tiempo calidad.

Además de lo anterior, recordamos que en junio de este año fue anunciado el mejor Cabernet Sauvignon del mundo, producido orgullosamente en el valle de Parras, Coahuila, un hecho que sin duda contribuirá a que los mexicanos opten por la bebida nacional sobre la extranjera a medida que crece la confianza en la calidad que nuestro país puede ofrecer. Por tanto, es posible decir que, el reto se encuentra en que la industria logre crecer a la par de la demanda en los próximos años.

 

Fuentes de consulta:

·  Consejo Mexicano Vinícola. (2018, noviembre). Producción de vino en México. Rescatado el 13 de junio de 2020 de <https://uvayvino.org.mx/docs/produccion_consumo_vino.pdf>.

·    Consejo Mexicano Vinícola. (2020). Datos de la industria. Rescatado el 13 de junio de 2020 de < https://uvayvino.org.mx/index.php/inicio/datos_industria>.

·   Statista. (2018). Nacionalidades que consumieron mayor cantidad de vino de todo el mundo en 2017. Rescatado el 13 de junio de 2020 de < https://es.statista.com/estadisticas/503596/paises-del-mundo-con-mayor-consumo-per-capita-de-vino/#statisticContainer>.

Read 548 times
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana