31 Ago 2020

Lo que hay que saber sobre las dietas keto

Qué es, cómo funciona y cuáles son los retos culinarios de las dietas keto.

Por Ana Acevedo

Las modas evolucionan al ritmo que cambia nuestro estilo de vida, ¿o será que cambiamos bajo la influencia de las tendencias? A principios del 2000, lo “in” era ser talla cero. “Queremos ver cuerpos normales, no queremos que se estigmatice la figura las mujeres”, pedía el grito revolucionario. “De acuerdo, aceptaremos cuerpos normales siempre y cuando sean fuertes y magros. Ah, y tienen razón, la exclusividad femenina fue un error, hagámoslo universal, que hombres y mujeres entren al juego”, contestó la moda. El estándar de belleza hoy, ya no es la delgadez extrema, sino la delgadez derivada de la actividad física; es como intercambiar la “gordofobia” por la “lipofobia corporal”. Irónicamente, la dieta más popular que acompaña a esta forma de entender a la estética humana se basa en consumir grasas.

Las dietas keto -del inglés ketoacidosis diet- están diseñadas para promover “quemar” la grasa corporal y evitar acumular más. El cuerpo humano, como primera fuente de energía, utiliza carbohidratos; la idea básica de las dietas keto es, si eliminas casi por completo los carbohidratos de tu alimentación diaria, el cuerpo se verá obligado a utilizar la fuente secundaria de energía, que es la grasa corporal. Consecuentemente, disminuye el porcentaje de grasa en el cuerpo y ayuda a bajar de peso. Estas dietas se utilizan con frecuencia, y con muy buenos resultados, en pacientes con obesidad y diabetes pues los resultados son visibles al corto plazo y esto los motiva a comprometerse a modificar sus hábitos de alimentación. Además, en atletas de alto rendimiento que practiquen deportes de largo desempeño (como correr un maratón, por ejemplo), las dietas keto hacen que obtener energía de la grasa corporal sea más eficiente; de esta manera se evita que los deportistas se vena en la necesidad de para para consumir carbohidratos para poder rendir la carrera completa.

Aproximadamente, este tipo de régimen alimentario distribuye hasta el 75 % de la ingesta diaria en grasas, 20 % en proteína y 5 % en carbohidratos. Esto, por un lado, hace que las dietas keto sean caras. Aunque, por otro, presenta un verdadero reto culinario. Estamos acostumbrados a comer preparaciones acompañadas de legumbres y frutas; ¿cocinar sin cebolla ni ajo?, ¿comer carne, pollo o pescado sin una guarnición de arroz, pasta, papas?, ¿qué hay de las ensaladas?, ¿o de guisos como mole, tinga, rajas con crema, salsas? Cocinar para una dieta keto puede reducirse a preparar proteínas asadas y complementar con aceites, cremas, aguacate y demás grasas.

Otro reto que presentan estas dietas son los postres, ¿cómo satisfacer el antojo dulce sin consumir azúcar añadida, harinas o frutas? La respuesta para muchos ha sido sustituir la harina de trigo por polvo de almendra o harina de coco; mientras que los edulcorantes como Splenda, Stevia o Monk Fruit toman el lugar del azúcar. En cuanto a las frutas, se han decantado por las que tienen un índice glucémico bajo y un aporte ligero en calorías, como por ejemplo, los frutos rojos. En resumen, se reitera el elevado costo económico de este tipo de dietas. 

Es importante que sepas que, llevar una dieta keto sin realizar suficiente actividad física, puede conllevar un riesgo para tu salud. Nunca debes intentar seguir un régimen de este tipo sin la guía de un profesional de la salud o nutriólogo. Este tipo de dietas tienen propósitos clínicos y deportivos, no obstante, son la moda entre hombres y mujeres que buscan cuerpos magros. Para algunos, el esfuerzo económico y gustativo valdrá la pena; aunque, otros, prefieran disfrutar de dietas más variadas. Al final, como en la ropa; la moda lo que te acomoda.

Sin Autor (diciembre 06, 2019). Keto food pyramid: what to eat and what to avoid in a keto diet. KetoCycle. Recuperado de:

https://mx.ketocycle.diet/blog/keto-food-pyramid

Masood, W.; Annamaraju, P.; Uppaluri, K. (junio 22, 2020). Ketogenic Diet. National Center of Biotechnology Information. Recuperado de: https://www.ncbi.nlm.nih.gov/books/NBK499830/

Read 352 times
(0 votes)
© 2019 Universidad del Claustro de Sor Juana